Como hacer buenos habitos

Algunos hábitos perjudiciales se han grabado tan fuertemente en tu memoria que a veces sientes que nada puedes hacer contra ellos, excepto resignarte. Pero las cosas pueden ser de un modo muy diferente. Dedícate unos cuantos minutos cada día y podrás incorporar nuevos hábitos que te ayuden a sentirte cada vez más a gusto contigo mismo.

1: Comienza por incorporar un nuevo comportamiento en un ámbito donde se noten fácil y rápidamente los beneficios del cambio. Así te sentirás estimulado a profundizar tus cambios y llevarlos también a otros terrenos más difíciles.
2: Confecciona un plan progresivo de incorporación de nuevos hábitos, sin tratar de cambiar totalmente de un día para el otro. En cuestiones de hábitos, lo mejor es comenzar por algo pequeño, que no lleve mucho esfuerzo y te resulte fácil pero estimulante. Conseguirás el éxito con la repetición diaria del nuevo comportamiento.
3: Si en tu trabajo tienes el hábito de distraerte con temas secundarios y entiendes que sería necesario hacer 20 llamadas diarias a clientes, proponte cada día llamar a un cliente más que el día anterior hasta llegar a tu objetivo.
4: Prémiate con algún pequeño gusto cada día que cumplas con tu propósito. Así ayudarás a tu memoria a grabar con placer el nuevo comportamiento.
5: Ponte un largo plazo de experimentación para probar con nuevos hábitos. Al vivirlo como un ensayo que puedes modificar a tu gusto, no sentirás el peso de tener que cambiar "de una vez y para siempre".

La incorporación de hábitos forma parte de nuestro proceso vital de aprendizaje. Si eliges reforzar aquellos hábitos que sean más convenientes para tu desarrollo, sentirás que tienes el control de tu vida y reforzarás la confianza en ti mismo y en tus posibilidades.


2 comentarios: